Valor Probatorio - Mensajes de Whatsapp

Valor Probatorio - Mensajes de Whatsapp

Medellín, 7 de abril de 2020
 
Apreciados clientes y amigos,
 
A continuación presentamos nuestro análisis de la sentencia T-043 proferida por la Corte Constitucional el pasado 10 de febrero de 2020 en la que se presentan consideraciones importantes en torno al valor probatorio de los ‘pantallazos’ de los mensajes de WhatsApp. Para el efecto, procedemos a abordar los siguientes puntos.

1. Antecedentes 
La Corte Constitucional revisó una acción de tutela en virtud de la cual la accionante pretendía que su empleador la reintegrara a su trabajo. En la acción de tutela se narró que el empleador le manifestó, en primera instancia a la accionante, que su contrato de trabajo iba a ser renovado para el año 2019; sin embargo, una vez la accionante informó al empleador que estaba embarazada éste decidió no renovarle su contrato de trabajo. Para soportar sus afirmaciones la actora aportó, entre otras pruebas, unos ‘pantallazos’ impresos de unos chats de WhatsApp en los cuales informaba al empleador sobre su estado de gestación antes de que éste decidiera no renovarle el contrato.

2. La Prueba Electrónica y el Valor de las Capturas de Pantalla o ‘Pantallazos’. 

Toda vez que al proceso se aportaron unas capturas de pantalla impresas de unos mensajes de WhatsApp, la sentencia T 043 realizó un análisis del valor probatorio de dichos medios de prueba.  Para esto, la Corte hizo referencia a análisis académicos sobre las exigencias de la producción, incorporación, contradicción y valoración de elementos probatorios extraídos de plataformas o aplicativos virtuales, para diferenciarlos de las simples capturas de pantallas que permiten obtener una representación de lo que sucede en el mundo virtual.

Así, la Corte indicó que la prueba electrónica es cualquier prueba presentada informáticamente y que está compuesta por dos elementos: uno material, que depende del hardware (la parte física de la prueba, como por ejemplo el equipo celular) y, por otro lado, uno intangible que es un software, representado en metadatos y archivos electrónicos modulados a través de unas interfaces informáticas.

Por lo tanto, considera como prueba electrónica los documentos electrónicos, los correos electrónicos, los mensajes de textos (SMS), los sistemas de video, entre otros, siempre y cuando los mismos cumplan con los dos elementos mencionados. En esta medida, si bien los mensajes de texto (SMS) enviados a través de la aplicación WhatsApp podrían constituir una prueba electrónica en un proceso, no sucede lo mismo con las capturas de pantalla obtenidas de esta aplicación. Lo anterior toda vez que la captura de pantalla es una mera representación digital o impresa de lo que debería ser visible en el celular o cualquier otro dispositivo de salida visual, a través de un software; que, en todo caso, podrían ser manipuladas fácilmente mediante un programa de edición. Por consiguiente, la Corte Constitucional concluye que los pantallazos de WhatsApp son una simple representación física o digital de un hecho que se presenta de manera virtual, y que no permite determinar plenamente su ocurrencia. En consecuencia, señala que éstos constituyen solo un indicio sobre si un determinado contenido fue transmitido de manera electrónica a un destinatario, el cual deberá analizarse de manera conjunta con los demás medios de prueba.

3. Resolución del Caso Concreto. 

A pesar de que la Corte Constitucional únicamente le otorgó el valor de prueba indiciaria a las capturas de pantalla impresas aportadas por la accionante, luego de evaluarlos con los demás medios de prueba, concluyó que la trabajadora había informado al empleador sobre su estado de embarazo antes de haber decidido no renovarle el contrato. Por consiguiente, revocó la sentencia de tutela proferida en segunda instancia y ordenó a la accionada contratar laboralmente a la accionante para el periodo correspondiente al año 2020 en una labor igual a la que venía desempeñando en su último contrato de trabajo.

4. Conclusiones y Recomendaciones. 

  • Los documentos electrónicos, correos electrónicos, mensajes de texto, y demás pruebas que sean presentadas al proceso de manera informática tendrán la calidad de prueba electrónica, siempre y cuando cuenten con metadatos y archivos electrónicos modulados a través de unas interfaces informáticas, y un hardware que permita su apreciación o valoración.
    •  Un “pantallazo” de un mensaje de texto es una representación de un evento sucedido en el mundo virtual, cuya veracidad es difícil de determinar por sí sola. Por consiguiente, este no constituye una prueba electrónica sino una prueba indiciaria que deberá valorarse de manera conjunta con los demás medios de prueba.
      • Si bien el “pantallazo” puede llegar a evidenciar la ocurrencia de algunos hechos (como en el caso que se estudió), no causa por sí mismo la convicción plena para tener por probados los hechos a los que se refiere. Lo anterior toda vez que estos pantallazos pueden ser fácilmente modificados mediante programas de edición, y que resulta difícil un rastreo de la verdadera información.
      • Cuando se pretenda probar un hecho a través de conversaciones de WhatsApp, esto deberá hacerse mediante el software o metadatos que permitan realizar un rastreo de la información, lo cual permitirá tener un mayor grado de convicción sobre los hechos a los que se refiere el documento electrónico. Si no es posible llevar la conversación de WhatsApp al proceso, sino solo a través de pantallazos impresos, estos deberán acompañarse de otro tipo de pruebas. Así, quien esté encargado de dirimir la controversia, podrá valorarlos como un indicio y de manera conjunta con los demás medios de prueba aportados.
        • Las empresas deben continuar realizando capacitaciones a sus colaboradores acerca del uso responsable de los sistemas de mensajería instantánea y, en general, de mensajes electrónicos. Lo anterior, para evitar que intercambios de información a través de estas plataformas de forma ligera pueda implicar riesgos jurídicos para la compañía o el colaborador.
         
        El presente documento no pretende plantear una visión integral sobre la materia, dada la complejidad del asunto y las particularidades que se pueden presentar en cada caso. 
         
        Nuestro equipo está disponible para complementar cualquier punto que consideren importante, o a resolver las dudas que llegaren a presentar en los siguientes contactos:
         
         
        DANIEL ARANGO PERFETTI
        Correo: darango@londonoyarango.com
        Tel: 3103595707
         
        MAXIMILIANO LONDOÑO ARANGO
        Correo: mlondono@londonoyarango.com
        Tel: 3104621291
         
        AGUSTÍN LONDOÑO ARANGO
        Correo: alondono@londonoyarango.com
        Tel: 3104248202
         
        ESTEBAN PÉREZ ARANGO
        Correo: eperez@londonoyarango.com
        Tel: 3213640947
         
        DANIEL POSADA PATIÑO
        Correo: dposada@londonoyarango.com
        Tel: 3128519418                                 

        Deja una respuesta

        Tu email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *